Ser los ojos del epileptólogo o cómo llevar un registro de nuestra epilepsia

Seguimiento-epilepsia

Llevar un registro o control de las crisis es imprescindible para que el neurólogo epileptólogo pueda realizar un mejor seguimiento.

La evolución de la medicina ha llevado al paciente a participar más activamente en el control, diagnóstico y evolución de su enfermedad.

En el campo de la epilepsia, toda la información adicional que podamos aportar a nuestro médico, a parte de las pruebas básicas que este pueda pedirnos, será de gran ayuda para el seguimiento de esta patología.

Por ello cabe destacar que llevar un autocontrol y registro de nuestras crisis puede ser una gran fuente de información y además nos ayudará a conocer más nuestro tipo de crisis.

Llevar un control de mi epilepsia: Un diario de registros

Habla con tu médico y acordad un cuadro resumen dónde puedas registrar información útil para ambos. Un ejemplo puede ser el siguiente:

Documento control de crisis

Fecha:
Nº de crisis:
Duración de la crisis:
Tipo y descripción de la crisis:
Efectos adversos:
Posible desencadenante de la crisis:
Observaciones adicionales:
Post-crisis:
Actividad diaria:

Es importante ir recogiendo esta información y posteriormente hacer un análisis de este seguimiento y evolución de las crisis. ¿Han ido a menos? ¿Las controlo mejor? ¿Existen factores repetitivos desencadenantes de crisis?…

Háblalo todo con tu neurólogo. Pregúntale todas las dudas que te surjan y consensuad el tipo de seguimiento que mejor se adapte en vuestro caso. Recordad que una mejor comunicación entre médico y paciente es clave para que el tratamiento sea el máximo de efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>