¡A dieta de crisis! La dieta cetogénica contribuye a la disminución de crisis epilépticas

dieta cetogénica

Existe un número de pacientes de epilepsia que son fármaco-resistentes y, dentro de este grupo, hay también los que, por diversos motivos, no pueden someterse a una intervención quirúrgica.

Para aquellos a los que los fármacos o la cirugía no sean una opción, disponen de otro tipo de tratamientos para intentar disminuir la frecuencia y la intensidad de sus crisis. Uno de estos tratamientos es la dieta cetogénica.

Esta, consiste en llevar una alimentación baja en hidratos de carbono y proteínas y por lo contrario, elevada en grasas. Así pues, la dieta hace que el cuerpo obtenga aproximadamente un 80% de las calorías que necesita de la grasa y con ello, adquiere un estado de cetosis que contribuye a disminuir el número de crisis.

Para realizar la dieta cetogénica, como no se trata de una dieta “natural” para el organismo, se requiere un control riguroso del estado nutricional y metabólico del paciente así como adecuarla a su condición específica. Por ello no se debe realizar la dieta por cuenta propia bajo ningún concepto.

La dieta se inicia después de un día ingiriendo sólo líquidos y se controla mediante vídeo EEG para evaluar de forma continua los resultados mediante un control exhaustivo para ir dosificando la dieta en función de las necesidades y la respuesta del paciente a la misma. Es importante dicho control porque hay pacientes que pueden requerir dosis muy diferentes o incluso rechazarla.

Des del Epilepsia Russi Institut, nuestros especialistas se encargan de elaborar la dieta adaptada a cada paciente y de supervisar todo el proceso. Gracias al control riguroso del estado del paciente se puede ir modificando la dieta adaptándola a sus necesidades.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *