Diagnóstico para cirugía: en qué consiste y cuándo planteárselo

imatge-pet

Cuando el paciente lleva más de siete fármacos probados sin éxito en el control de sus crisis, es momento de plantearse alternativas y la cirugía es una de ellas.

Se considera clave este momento, a partir de siete fármacos, porqué es cuando las posibilidades de controlar la epilepsia con medicamentos se reducen más drásticamente y tienden a cero.

¿Cómo se valora si el paciente es apto para cirugía?

Llegados a este punto, se realizan distintas pruebas médicas para poder valorar si el paciente tiene un buen pronóstico para la cirugía.

  1. La historia clínica es clave.

Es importante en primer lugar estudiar la historia clínica del paciente, saber el tipo de medicamentos probados, las características y la frecuencia de crisis, el tiempo transcurrido entre crisis…

  1. Pruebas de imagen cerebral básicas

Asimismo, el paciente se debe someter a una resonancia magnética cerebral, esto es básico para detectar si existe alguna malformación vascular como posible causa de la epilepsia o descartar la presencia de algún tumor.

  1. Registro de la actividad eléctrica cerebral

Otra prueba más es el electroencefalograma (EEG) o vídeo-electroencefalograma (VEEG). Éste permitirá registrar la actividad eléctrica cerebral gracias a los electrodos colocados en la cabeza del paciente y en caso del VEEG, grabar simultáneamente sus reacciones durante las crisis. Puede ir desde una duración corta o de un registro del sueño (una noche) hasta el registro de varios días.

  1. El PET

La realización de una prueba PET, Tomografía de Emisión de Positrones, permite detectar si ha habido una disminución del metabolismo en la región del cerebro que puede estar relacionada con la epilepsia por disminución de la captación de glucosa en una zona cerebral. Esto ayuda a localizar la zona donde se producen las crisis. La prueba PET aporta mucha información al complementarse con la Resonancia Magnética, pues su alta sensibilidad permite identificar lesiones no estructurales que la Resonancia Magnética a veces no detecta.

Con toda esta batería de pruebas y gracias a los nuevos avances en cirugía, como es el Robot Stereotáctico Renishaw Neuromate, se puede intervenir al paciente de forma poco invasiva sin necesidad de abrir el cráneo como se hacía anteriormente.

Como veis, con todo lo anteriormente expuesto, nuestra intención es indicar que cada vez es más el amplio abanico de pruebas diagnósticas de alta precisión que nos permiten determinar con una mayor precisión si una persona es apta para cirugía así como las probabilidades de éxito antes de tomar la decisión de operarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>