Epilepsia en el agua

pool-165929_960_720La epilepsia es significativamente más común de lo que pensamos. En España el número de personas con epilepsia sigue aumentando, en muchos casos sin causa concreta.

Asimismo, la epilepsia sigue siendo de gran desconocimiento entre parte de la sociedad, por ello, dado que el verano ya está aquí, vemos necesario informar sobre algunas medidas básicas relacionadas con crisis en el agua y cómo actuar ante ellas.

En primer lugar, como ya hemos comentado algunas veces en el blog, es importante desmentir algunos mitos urbanos, como que las personas que sufren crisis de epilepsia son violentas o pueden tragarse la lengua. Nada más lejos de la realidad.

Algunos de los síntomas más comunes son la pérdida de conciencia, la convulsión de piernas y brazos y la confusión temporal, desorientación, etc., y en algunos casos pueden presentar mayor secreción salivar.

Teniendo esto en cuenta ¿cómo debemos reaccionar?

Hay unos protocolos muy sencillos de actuación que todos debemos conocer, tanto si somos personas que podemos sufrir crisis epilépticas como si no.

Si somos personas que podemos padecer crisis, debemos tomar las prevenciones precisas como:

  • Asegurarnos de dar a conocer al socorrista que tenemos epilepsia junto con una explicación del tipo de crisis que sufrimos.
  • Al no tener control sobre las crisis, es importante que tomemos la precaución de bañarnos acompañados por un adulto conocedor de la situación y donde el agua no nos cubra por completo.

Por otro lado, si encontramos a una persona que está sufriendo una crisis de epilepsia en el agua, debemos:

  • Levantarle por la espalda asegurándonos de que la cabeza quede fuera del agua.
  • Acercar a la persona a la orilla de forma que sea sencillo retirarla del agua, probablemente con ayuda.
  • Tumbar a la persona de lado en el suelo comprobando que no hay problemas respiratorios. En ningún momento insertar objeto en su boca, ya que lo único que podría producir son lesiones en la cavidad oral.
  • Despejar los alrededores de la persona de objetos con los que pueda dañarse si convulsiona.

Como indicábamos, son pocas medidas y muy sencillas de realizar, pero su conocimiento es importante para asegurar que durante este verano todos podamos disfrutar de la mejor forma posible de la playa y la piscina que tanto nos gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>