¿Mi hijo tiene epilepsia?

??En nuestra consulta nos llegan muchos padres preocupados por si su hijo pueda presentar algún tipo de epilepsia, a menudo porque ha tenido alguna crisis con convulsiones.

Lo primero que hay que saber es que muchas personas pueden tener un sólo ataque en algún momento de sus vidas sin que ello sea epilepsia. Así, es importante saber que para que sea epilepsia debe haber tenido al menos dos ataques. Algunos casos de ataques con convulsiones que no son epilepsia son:

  • Un ataque fortuito a lo largo de tu vida sin causa
  • Convulsiones febriles en casos de enfermedad con fiebre alta
  • Convulsiones relacionadas con la eclampsia (enfermedad grave que afecta a mujeres embarazadas)

En cualquier caso, no se puede diagnosticar la epilepsia sin realizar diferentes pruebas cerebrales así como definir qué tipología de epilepsia y qué tipología de crisis va a sufrir la persona en cuestión.

Estas pruebas son:

  • EEG: control de la actividad eléctrica del cerebro mediante electrodos situados en el cuero cabelludo. Permite registrar los impulsos eléctricos y detectar actividad anormal que pueda ser la causante de las crisis.
  • Escáneres cerebrales mediante tomografía o resonancia: estas pruebas no detectan si se padece de epilepsia pero pueden detectar posibles causas de epilepsia como tumores, quistes, etc.
  • MEG (magnetoencefalograma): el MEG detecta las señales magnéticas producidas por las células nerviosas en todo el cerebro y monitorizar la actividad cerebral. Normalmente puede permitir detectar anomalías más profundas que el EEG, que se limita a las zonas controladas por los electrodos.
  • PET Scan: mediante esta prueba se valoran los defectos metabólicos de la glucosa cerebral que pueden estar relacionados con la fuente de las crisis. Se utiliza un trazador que va al cerebro y que detecta la glucosa. Mediante una resonancia, se pueden detectar aquellas zonas del cerebro con falta de glucosa, una de las posibles fuentes de epilepsia.
  • SPET: el SPET analiza el flujo de la sangre en el cerebro. Una zona con falta de flujo sanguíneo puede estar relacionado con el origen de la epilepsia. Además, si la zona no está correctamente vascularizada puede ser que los medicamentos no puedan acceder a las zonas del cerebro que los requieren y, por tanto, perder su efectividad.
  • Historia clínica, análisis de sangre y otros exámenes: además se realizan otras pruebas exploratorias que permiten determinar los ataques presentados en la historia del paciente y mirar algunos aspectos que podrían ser causantes de ataques (nivel de azúcar, etc.)

En cualquier caso, si usted tiene alguna duda sobre si usted, un familiar o un amigo pueda presentar síntomas de epilepsia, no dude en consultar un especialista.

4 pensamientos en “¿Mi hijo tiene epilepsia?

  1. Mi niña desde primer año tubo algo bb parecido auna convulcion pero no se callo al . Piso ni nada se, pudo rijida como q dejava de respirar e se o paso en el carro le dieron tratamiento para la epilepsia pero la niña sige igual ya tiene 3 años y no la an diagnosticado ya le isieron tomaografias electros de sangre y todo esta bien ni un doc me dise q tiene

    • Buenos días Alicia, gracias por su comentario.
      Es difícil poder darle más indicaciones e información con lo que nos explica. Para poder realizarle un diagnóstico sería necesario que usted se pusiera en contacto con nosotros y programar una visita en nuestros consultorios.
      Le dejamos los datos de contacto: +34 933 933 197 / +34 934 157 577 / info@epilepsiarussi.com

  2. Pingback: El Epilepsia Russi Institut os desea Feliz Navidad | Viviendo con epilepsia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>