Viajar con niños con Epilepsia

viajar-y-epileisaA menudo comentamos y aconsejamos realizar en la medida de lo posible una vida lo más normalizada posible, tanto para el niño con convulsiones como para que dicha circunstancia no condicione las vacaciones del resto de hermanos o familia.

Planificación y medicamentos

Pero para ello deberemos planificar con tiempo y detenimiento cualquier viaje que decidamos realizar.

Viajar al extranjero puede conllevar cambios de horarios, lo cual significará que deberemos replanificar los horarios de toma de medicamentos para que éstos sigan las pautas marcadas por su neurólogo o epileptólogo. El ajuste de los tiempos de dosificación es fundamental y no puede verse alterado.

Conocer la legislacion sobre uso de medicamentos en cada país será algo también a tener en cuenta para ir preparado: en cualquier caso, recomendamos llevar siempre un informe de su neurólogo y siempre transcrito en el idioma del país al que tengan previsto viajar. En el mismo debe constar la historia clínica del paciente y las pautas medicamentosas.

Como medida preventiva para evitar situaciones complejas, recomendamos una vez más llevar suficiente medicación repartida en distintos equipajes y a poder ser duplicada.

Las restricciones actuales sobre el transporte de líquidos en aviones es algo también a tener en cuenta: de nuevo recomendamos llevar a mano un informe médico de su especialista donde quede especificado el tipo de líquido y la necesidad del mismo para el pasajero.

En casos de crisis muy frecuentes recomendaríamos llevar Diazepam rectal o Midazolam bucal.

Epilepsia y Viajar de noche

Mantener rutinas de sueño así como dormir las horas de sueño adecuadas son siempre importantes para todas las personas, pero más aún si son niños y si éstos han tenido en algún momento una convulsión epiléptica. Por todo ello, recomendamos en la medida de lo posible evitar viajes demasiado largos, y sobre todo, evitar pasar la noche en el coche, en trenes o aviones donde sin duda será mucho más complejo mantener los horarios del sueño de nuestros hijos. En caso de viajes nocturnos se recomienda melatonina a dosis adecuadas.

Si tenéis previsto desplazaros a destinos lejanos, tanto si es en vacaciones de verano como a lo largo del año, una solución es realizar escalas nocturnas en alguna ciudad intermedia entre el origen de vuestro viaje y el destino.

Cobertura médica de viaje

Otro elemento importante a tener en cuenta al viajar, tanto para el familiar con convulsiones como para el resto de la familia, es tener prevista la cobertura médica. Si el viaje es por España, estará cubierto por la Seguridad Social, en algunos países europeos la tarjeta sanitaria europea cubre también posibles casos de hospitalización o requerimientos médicos, pero es importante informarse bien en consulados o embajadas antes de emprender el viaje. En cualquier caso, un seguro de viaje adecuado es siempre recomendable para evitar posibles gastos médicos imprevistos. 

Dispensación de medicamentos en el extranjero

Dado que la regulación de administración de medicamentos en farmacia puede variar también según los países, aunque dispongáis de prescripciones personalizadas, es adecuado llevar medicación suficiente para los días que tengáis previsto que dure el viaje e incluso medicación extra en caso de rotura si son medicamentos líquidos. Si viajáis en avión, ya hemos comentado en escritos anteriores la importancia de llevar siempre la medicación en el equipaje de mano para evitar posibles pérdidas o retrasos en la entrega de las maletas. Y como mejor ser buen previsor, también aconsejamos llevar medicación en algún bolso o bolsa de otro miembro de la familia en caso de robo o extravío del equipaje. Y ello ya no solo puede ser viajando en avión, a menudo hemos recibido peticiones de pacientes a quienes les habían sustraído el bolso donde llevaban la medicación andando por la calle o sustraída de dentro el coche.

Cuando algún paciente nos ha llamado desde el extranjero para indicarnos que había perdido la medicación, nuestra primera recomendación siempre ha sido que acudan a un centro hospitalario de urgencia para así con receta médica poder disponer de una reposición ya sea en el mismo centro en una farmacia disponiendo de receta emitida por un especialista local.

No aconsejamos llevar jarabes en frascos de más de 80ml, y disponer siempre de informe clínico y recetas en caso de inspección de estupefacientes.

Viajar puede ser sin duda un gran momento a compartir con familia y amigos. El objetivo de las recomendaciones mencionadas es que dicho viaje sea lo más placentero posible y sobre todo, que la Epilepsia no sea el eje sobre el que gire nuestro viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>