Epilepsia refractaria y cirugía

Nuevas técnicas quirúrgicas facilitan la cura de la epilepsia refractaria

Avances sobre cirugía Epilepsia Refractaria

La epilepsia sigue siendo una enfermedad silenciosa. Aunque no oigamos hablar mucho de ella en los medios generalistas, se trata de una de las enfermedades neurológicas más frecuentes. Solo en España, más de 400.000 personas sufren epilepsia y cada año se detectan aproximadamente 22.000 nuevos casos. Entre los tipos de epilepsia, la más habitual es la del lóbulo temporal –la parte del cerebro encargada de manejar el lenguaje, el habla y la visión–, y a fecha de hoy se trata de la única variante de esta enfermedad curable. Aproximadamente el  80% de los personas que la sufren la pueden controlar mediante fármacos. Sin embargo, en el restante 20% la epilepsia es resistente a los diversos tratamientos farmacológicos, se trata entonces de una epilepsia refractaria.

No obstante, estos pacientes con epilepsia refractaria pueden llegar a eliminar, o al menos controlar, la epilepsia mediante cirugía. Únicamente recomendamos cirugía a aquellos candidatos que cumplan los requisitos. Para llevarla a cabo se requiere un equipo multidisciplinar de alta especialización, en el cual deben trabajar en equipo neurólogos o epileptólogos, neurofisiólogos y neurocirujanos. Este equipo, además, debe disponer de una tecnología puntera para realizar el diagnóstico más preciso posible y elegir la opción quirúrgica que más convenga en cada caso.

Tipos de cirugía para epilepsia refractaria

Hoy en día existen dos tipos básicos de cirugía, la craneotomía, también denominada cirugía abierta,  y la ablación. La primera consiste en la apertura del cráneo. Se trata de una técnica tradicional y bastante invasiva. Sin embargo, con las nuevas técnicas de ablación se puede actuar en el cerebro sin abrir el cráneo, reduciendo así los riesgos de hemorragia e infección, como nos explica el doctor Russi en el vídeo mostrado a continuación.

Breve explicación sobre los tipos de cirugía para Epilepsia Refractaria

Cirugía Epilepsia refractiva: Cirugía Ablación por láser

Actualmente las cirugías son mayoritariamente cirugías mínimamente invasivas. En primer lugar, encontramos la ablación láser. Para llevarla a cabo, se introduce una sonda láser en el cerebro a través de un orificio de 3 mm de diámetro. A partir de aquí, a través de una monitorización simultánea con el equipo de resonancia magnética, se descarga energía de manera controlada para destruir el foco epiléptico. Es muy importante que se localice bien tal foco, ya que, si no, se podría dañar tejido cerebral con funciones cognitivas. Además, el equipo médico debe asegurarse que las células que destruyen son las epilépticas, porque sino el paciente va a seguir padeciendo crisis.

Cirugía Epilepsia refractiva: Termocoagulación por radiofrecuencia

Por otro lado, se encuentra la técnica ablativa de termocoagulación por radiofrecuencia realizada mediante electrodos. Los electrodos son dispositivos de dimensiones muy reducidas que conducen la electricidad. A diferencia de la ablación láser, lo que consiguen los electrodos es hacer minúsculas lesiones en sitios estratégicos del tejido cerebral. Los mismos electrodos registran la actividad epiléptica entre las crisis y en el momento de las crisis. Con ello obtenemos un mapa funcional del cerebro, lo cual nos permite comprobar si el tejido seleccionado para destruir tiene funciones cognitivas o no.

En definitiva, la cirugía para la epilepsia puede llegar a ser una solución para quienes no les hayan funcionado distintos medicamentos anticonvulsivos. Las nuevas técnicas menos invasivas y más seguras permiten, en más del 75% de los casos, mejorar la calidad de vida del paciente. El objetivo principal es dominar una epilepsia resistente o intratable, convirtiéndola en una de sensible o tratable. Aunque en muchas ocasiones se debe continuar el tratamiento con fármacos, la cirugía les permite reducir los riesgos para su salud y mejorar su calidad de vida.

En España se opera poco la epilepsia refractaria

Un recién estudio publicado en la revista de neurología sobre Estado actual de la cirugía de la epilepsia en España concluía que la cirugía de la epilepsia sigue siendo una indicación terapéutica infrautilizada por la mayoría de los beneficiarios potenciales. Por todo ello insistiremos a todas aquellas personas farmacorresistentes que contemplen realizarse un estudio minucioso que permita determinar si es potencial paciente a cirugía. La cirugía de la epilepsia es una opción terapéutica comprobada y generalmente con muy buenos resultados.

REV NEUROL 2021;72:92-102]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *