Epilepsias infantiles: el Síndrome de West

westEl Síndrome de West, también denominado Espasmos Infantiles, es un tipo de epilepsia que afecta a los niños, concretamente se manifiesta hasta el primer o el segundo año de edad y se reconoce por las crisis de espasmos que sufre el paciente. El tipo de espasmos y la edad en la que aparece, hace que sea un síndrome a menudo fácil de detectar.

Se conoce como epilepsia rara ya que su incidencia es baja. Solo afecta a uno de cada 4.000 o 6.000 niños. Estos pacientes de Síndrome de West, sufren distintos síntomas de la enfermedad como son: espasmos, estos duran unos pocos segundos y estos a su vez pueden ir acompañados de dificultades respiratorias, gritos, rubor, muecas…

Otro síntoma es el enlentecimiento y la desorganización de la actividad cerebral. Este síntoma no es aprecia a simple vista pero se puede visualizar de manera muy evidente, realizando un electroencefalograma (EGG) al paciente mediante Hipsarritmia.

Otro de los síntomas es el retraso mental o regresión psicomotora, es decir, cuando hay una pérdida de las habilidades motoras ya adquiridas por el paciente.

Este tipo de epilepsia se puede tratar con fármacos inicialmente con vigabatrina y topiramato que ayudan a disminuir las convulsiones y también con cirugía, dieta cetogénica, estimulador vagal y tratamiento hormonal ACTH. Todo ellos contribuyen a poder ayudar así al paciente a tener una mejor calidad de vida

Para más información sobre el Síndrome de West:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>