Causas

La epilepsia es un trastorno con muchas causas posibles. No obstante, la enfermedad puede clasificarse según si la causa es identificable o, por el contrario, se desconoce su origen:

 

 1) Causa identificable: la epilepsia puede aparecer por una lesión cerebral o una enfermedad de base. Este tipo de epilepsia se denomina epilepsia sintomática y puede detectarse por resonancia magnética o antecedentes patológicos.

Entre las principales causas se encuentran:

  • Daño cerebral por lesiones prenatales o perinatales (asfixia o traumatismos durante el parto, bajo peso al nacer)
  • Traumatismos craneoencefálicos graves
  • Accidentes vasculares cerebrales
  • Infecciones cerebrales como la meningitis y la encefalitis
  • Tumores cerebrales

Cuando las epilepsias son sintomáticas con resonancia magnética positiva (se ha podido detectar qua hay lesión cerebral) y el paciente es fármaco-resistente, en estos casos se recomienda realizar una intervención quirúrgica.

 

2) Causa no identificable: en estos casos, la epilepsia no tiene una causa identificable por resonancia magnética. Esta epilepsia, denominada epilepsia idiopática o cripotogenética es el tipo más frecuente (6 de cada 10 casos). Las personas que tienen este tipo de epilepsia, acostumbran a tener su primer ataque antes de  los 14 años de edad y, en muchos de los casos, se debe a alteraciones genéticas subyacentes.  

Es importante destacar que la epilepsia es una enfermedad muy frecuente en la primera y última etapa de la vida, es decir, su índice de incidencia es superior en la infancia y en la vejez.

 

Síntomas

Los síntomas varían de una persona a otra y dependen de la zona del cerebro en la que empieza el trastorno.

Entre los principales síntomas, destacan:

  • Algunas personas pueden tener simples episodios de pérdida del conocimiento y contracciones intensas.
  • Antes de la convulsión, algunas personas tienen una sensación extraña, como hormigueo, ven luces, sensaciones en el abdomen. Esto se denomina aura.

No obstante, es importante destacar que una sola convulsión en la vida no significa tener epilepsia. La epilepsia se define por tener dos o más convulsiones no provocadas. Las crisis provocadas pueden aparecer por la falta de sueño, las drogas o cualquiera agresión patológica.